El pasado jueves fuimos a realizar una visita a los mayores del centro Vitalia. Durante la tarde estuvimos cantando y recordando villancicos.

Ha sido una experiencia muy bonita, no me esperaba ver a tantas personas mayores con tanta ilusión. Algunos no me entendían, no me oían o no me reían. Son personas iguales que nosotros, solo que con más años. Me he dado cuenta de que hay que disfrutar de la vida que es muy corta y llegada una edad ya no se disfruta como antes. Al cantar con esas personas me sentía emocionada porque ellos a pesar de todo, todavía tienen ganas de vivir y yo soy joven y me agobio por tonterías y me enfado sin motivos y esas personas mayores todavía quieren disfrutar. Gracias a todos los profesores por darme esta oportunidad.